loading

Seguros de contingencias

Un seguro de contingencias es aquel seguro ligado a la realización de eventos en fiestas o acontecimientos señalados, que se suscribe para proteger la posibilidad de un daño económico consecuencia del acaecimiento de algo inesperado, como por ejemplo un fenómeno de la naturaleza que nos obligue a suspender un evento previsto por el que hemos desembolsado un dinero.

Los más característicos son los de cancelación de eventos, ya sea por climatología adversa, por incomparecencia de artistas o actuantes del género que sean, u otras causas imprevisibles y fortuitas que cada asegurador puede catalogar en función de sus productos.

También son seguros de contingencias aquellos que pretenden asegurar el riesgo de que algo incierto y difícil de ocurrir suceda,  como por ejemplo acertar a introducir la bola de golf en el hoyo de un solo golpe (hole in one insurance), o que los premiados en las chapas de un determinado refresco que hace una promoción sean más de los previstos con arreglo a las previsiones estadísticas.

Este tipo de pólizas, debido al tipo de riesgo del que nos protegen, requieren de la suscripción y pago adelantado con al menos 15 días de antelación al desarrollo del evento. La razón es que la mayoría de las situaciones son más previsibles conforme se acerca el día del evento. Por ejemplo, la lluvia, la enfermedad de un artista o actuante, huelgas, etc.

Por regla general estos seguros de contingencias por causas meteorológicas exigen su formalización y el pago de la prima con al menos quince días de antelación. ¿La razón?, que el cliente no tenga una información tal que sea una apuesta segura para él contratar un seguro con el ánimo de cobrar la indemnización.

Se debe tener presente que existen instrumentos de predicción muy eficientes en materia meteorológica.

¿Quiere esto decir que es imposible lograr asegurarse en un plazo menor?. No, es posible, pero no es lo habitual, y deberá tratarse de un caso muy especial para que esta regla no resulte de aplicación.

Es frecuente encontrarnos con sponsors que prima la consecución de resultados de un equipo de fútbol o de baloncesto.

Es habitual encontrarse premios en promociones de algunas marcas de bebidas o de alimentación.

En el verano de 2010 una marca de automóvil ofrecía importantes descuentos si la selección española ganaba el mundial (cash-back).

Son promociones para apoyar estrategias de marketing de las empresas, que ofrecen potenciales ventajas o ganancias para aumentar su notoriedad y con ello sus ventas.

Estas empresas ponen en riesgo sus balances, si lo prometido finalmente sucede. Existen productos en el mercado asegurador, denominados genéricamente de contingencias, para estabilizar esta cuenta de resultados; se trata de productos utilizados largamente en el mercado anglosajón, como los denominados overredemtion, prize indemnity, contractual bonus.

Con estos seguros, y a cambio de una prima, el asegurador hace frente al pago de los bonos, los premios, o los regalos prometidos en la promoción. Se utilizan para limitar la exposición financiera de la empresa asociada a las ventas promocionales. Cuanto más ingeniosa es la idea de marketing que se involucra en la oferta, mayores son los riesgos inherentes al cumplimiento de lo ofertado. En ocasiones se utiliza este seguro para soportar las desviaciones no deseadas por encima de un determinado nivel de premios, entrando a proteger el seguro si el nivel de premios se sobrepasa (over redeems).

Si deseas una oferta de seguro en este tipo de producto, completa este enlace.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.