loading

Seguros en general

En España por ahora no. Pero estamos en ello, buscamos sin descanso el proveedor que lo proporcione.

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública empresarial al servicio del sector asegurador español.

Las actividades del Consorcio son aseguradoras y no aseguradoras. En las primeras actúa con carácter subsidiario de las aseguradoras, o de asegurador directo, en defecto de participación del mercado privado, y también la propia de un fondo de garantía, cuando se dan determinadas circunstancias de falta de seguro, insolvencia del asegurador, etc.

El consorcio desarrolla sus actividades en grandes grupos de riesgos:

Riesgos extraordinarios: satisfaciendo indemnizaciones derivadas de siniestros extraordinarios a los asegurados que, habiendo pagado los correspondientes recargos en su favor, no tengan amparado el riesgo extraordinario de que se trate por póliza de seguro contratada con una aseguradora, o que, habiendo contratado ésta, la entidad aseguradora no pudiera hacer frente a sus obligaciones indemnizatorias por encontrarse en quiebra, suspensión de pagos o proceso de liquidación. Los riesgos cubiertos en este grupo son:

  • Fenómenos de la naturaleza: inundaciones extraordinarias, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caídas de cuerpos siderales y aerolitos.
  • La tempestad ciclónica atípica, los tornados y vientos extraordinarios (rachas superiores a los 135 Km/h).
  • Los ocasionados violentamente por terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

Automóviles: Contratación de la responsabilidad civil obligatoria derivada del uso y circulación de vehículos a motor cuando el coche sea rechazado de aseguramiento por las aseguradoras.

Seguros Agrarios Combinados (SAC) e Incendios Forestales:

  • Participando en el cuadro de coaseguro que integra Agroseguro de aquellas aseguradoras que integran éste para cubrir los seguros agrarios combinados.
  • Como reaseguradora del SAC.
  • Como controladora de las peritaciones de los siniestros.

Actividad Liquidadora: Consistente en asumir la liquidación de entidades aseguradoras. También actúa como Interventor único en los procedimientos de Suspensión de Pagos y como Comisario, Síndico y Depositario en los de quiebra.

Medio ambiente: el Consorcio está integrado en el Pool Español de Riesgos Medioambientales , agrupación de interés económico que ofrece, en régimen de reaseguro, cobertura para los daños y perjuicios causados por contaminación accidental y aleatoria.

Riesgo Nuclear: El Consorcio asumirá la cobertura del riesgo de la responsabilidad civil derivada de accidente nuclear acaecido en España, asumiendo la diferencia caso de que no se alcanzara por el conjunto de las entidades aseguradoras el límite mínimo de la responsabilidad civil prevista en la Ley 25/1964.

Seguro de Crédito a la Exportación: El Consorcio administra los fondos del Seguro de Crédito a la Exportación por cuenta del Estado, cuya gestión está encomendada a la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación, S.A.

Prevención: tiene entre sus cometidos el relativo a la elaboración de planes y programas de prevención y reducción de siniestros y desarrollarlos a través de las correspondientes campañas y medidas preventivas.

Más información: Ver

No es más caro, y tampoco más barato. Debe decirse que contratar un seguro a través de un mediador no encarece el precio, pese a proporcionar a éste una comisión. Las aseguradoras retribuyen al mediador como forma de retribuir la gestión comercial realizada al suscribir un contrato y posteriormente a causa del mantenimiento del servicio con el cliente por parte del mediador. Si el asegurador no tuviera que retribuir al mediador tendría que hacerlo a otros profesionales, normalmente por cuenta propia, encargados de distribuir sus productos.

Sin embargo, contratar un seguro a través de un mediador nos proporciona ventajas muy importantes. El mediador va a buscar para nosotros un seguro más acorde a nuestras necesidades, y si se trata de un corredor de seguros o correduría de seguros, va a poder elegir entre distintas aseguradoras con el objetivo de ofrecernos el mejor producto al mejor precio.

El mediador además nos ayudará en el momento del siniestro asistiendo al asegurado frente a la aseguradora. Es importante señalar que el mediador correduría o corredor de seguros tiene la obligación de independencia frente al asegurador y esto nos proporciona ventajas como asegurados.

Sí, si estos son mayores de 14 años. No se puede contratar un seguro para caso de muerte de menores de catorce años de edad o de incapacitados.

Así se desprende de lo preceptuado en el artículo 83 por la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro.

Si los menores no fueran hijos nuestros, será necesaria la autorización por escrito de sus representantes legales.

Sin embargo es habitual encontrarse este tipo de seguros sobre la cabeza de menores; muchas aseguradoras lo limitan en el capital asegurado o lo denominan gastos de sepelio, para diferenciarlo del concepto de seguro, siendo por tanto el capital asegurado de una cuantía no superior a este tipo de gastos, valores entre 3.000 y 12.000 euros están siendo utilizados en el tráfico habitual.

 

Por lo general no.

Por robo entendemos el apoderamiento ilegítimo de los bienes asegurados por parte de terceros. Para que pueda hablarse de robo debe darse un acto contra la voluntad del propietario de los bienes, y debe de producirse con fuerza en las cosas que contienen estos bienes o con intimidación sobre las personas que los posean.

Un hurto carece de las características señaladas por lo que usualmente las aseguradoras rechazan su cobertura. El hurto no requiere de fuerza en las cosas ni de violencia sobre las personas. Su ocurrencia tiene que ver con el descuido y pasa inadvertidamente para el poseedor de bien.

No obstante lo anterior, algunos contratos podrían contener una pequeña cantidad para el caso de hurto.

No. Están exentos de tributar por IVA (Impuesto sobre el valor añadido) por aplicación del artículo 20 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.

La disp. adic. octava de la Ley 26/2006 de mediación de seguros privados, modificó la redacción del nº 16 del apartado Uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, en los siguientes términos:

Operaciones exentas:

"Las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización.

Asimismo, los servicios de mediación, incluyendo la captación de clientes, para la celebración del contrato entre las partes intervinientes en la realización de las anteriores operaciones, con independencia de la condición del empresario o profesional que los preste.

Dentro de las operaciones de seguro se entenderán comprendidas las modalidades de previsión."

El Lloyd´s es un mercado de seguros. En él sus miembros se agrupan en torno a la figura de los Sindicatos, lo que puede parecerse a las compañías de seguros en nuestro mercado nacional. Estos sindicatos tienen la misión de suscribir o asegurar riesgos.

Este mercado que es muy antiguo (s. XVII), está compuesto por 80 sindicatos, que operan y suscriben riesgos por todo el mundo. (Website).

Todos los sindicatos están respaldados por un Fondo Central, que opera para hacer frente a siniestros que no puedan soportar uno o más sindicatos. En este mercado cada sindicato toma una parte alícuota de un mismo riesgo, a fin de minimizar su exposición al mismo. La suscripción de los riesgos se hace cara a cara entre brokers y suscriptores en la sala de suscripción.

La mayor parte de los riesgos tomados en el Lloyd's se suscriben a través de brokers que facilitan la transferencia de los riesgos entre clientes (policyholders) y suscriptores (underwriters).

El rating aplicable a este mercado se clasifica en:

A (Excelente) para A.M.Best.

A+ (Fuerte) para Standard & Poor´s.

A+ (Fuerte) para Fitch Ratings.

Si deseas colocar un riesgo en el Lloyd's, contacta con nosotros. (Contacto) 

Un actuario es un profesional que analiza y cuantifica las implicaciones financieras de riesgos futuros inciertos. Los actuarios utilizan modelos matemáticos para resolver problemas de la vida real principalmente en seguros y finanzas.

Los actuarios realizan una carrera universitaria que les capacita para el ejercicio de la profesión, si bien es preceptiva la colegiación para su ejercicio activo.

Son Actuarios quienes, poseyendo la correspondientes titulación legal, ostentan la calificación para dictaminar sobre los aspectos actuariales contenidos en la ley. Cuando les sea requerido deberán manifestarse, bajo su responsabilidad, sobre la solvencia dinámica futura o sistema de provisión desarrollados por una entidad aseguradora.

Corresponde al Actuario de Seguros la actuación, en exclusiva, en todas las cuestiones de técnica matemática y económica de las Instituciones de Seguros, Ahorro y Capitalización, y, como título de rango facultativo, autoriza a quienes lo poseen para ejercer los cargos de alta de dirección de las Empresas de Seguros, Ahorro y Capitalización; el asesoramiento, la peritación y el desempeño de cargos en los que se requiere el uso de sus conocimientos específicos en las materias de estadística matemática, teoría económica de las Empresas de Seguros, dirección y técnica contable y estimación cuantitativa de operaciones financieras.

Más información en Consulta el website.

Recientemente, una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) 1 de marzo, estableció que no es legal la diferencia de trato en los seguros por razón de sexo. Esta prohibición será aplicable a partir del 21 de diciembre de 2012.

España había adaptado su legislación a la Directiva 2004/113/CE del Consejo, de 13 de diciembre de 2004, por la que se aplica el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministro. La adaptación la hizo con la promulgación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (Consultar la ley). Sin embargo, esta ley había previsto una excepcionalidad a lo dispuesto por la propia ley en art. 71.

Las aseguradoras aplican para el cálculo de algunos de sus productos de seguros tablas de mortalidad que contemplan diferencias de primas por razón de edad y sexo. Esta posibilidad es legal según el Reglamento de Ordenación y Supervisión de seguros privados (Art. 34.b).

La ley de igualdad mencionaba en su Disp. Ad. Transitoria  5ª, sobre las Tablas de mortalidad y supervivencia, que "en tanto no se aprueben las disposiciones reglamentarias ..., las entidades aseguradoras podrán continuar aplicando las tablas de mortalidad y supervivencia y los demás elementos de las bases técnicas, actualmente utilizados, en los que el sexo constituye un factor determinante de la evaluación del riesgo a partir de datos actuariales y estadísticos pertinentes y exactos."

A día de hoy 6 de noviembre de 2011, no se ha publicado ninguna modificación reglamentaria u orden que establezca una fecha para el cumplimiento de la sentencia europea.

La utilización de estas tablas encuentra fundamento en cuestiones no discriminatorias, sino de fijación de precios, pues es sabido que la mujer vive más que el hombre por término general y esto las hace más baratas a la hora de suscribir un seguro de vida, sin embargo consumen más servicios en seguros de salud, y esto las hace más caras a la hora de contratarlos, y demás casos que se puedan contemplar con relación a los seguros de automóvil, de ahorro, etc.

Las tablas de mortalidad, consisten en una serie cronológica que expresa la reducción progresiva de un grupo inicial de individuos, de la misma edad, por efecto de su fallecimiento.

Las estadísticas demográficas de mortalidad varían con el sexo, y por esta razón se han confeccionado históricamente tablas distintas para hombres y para mujeres. Nada que ver con razones políticas o sociales de discriminación por razones de sexo. También varían con el clima o la profesión, por ejemplo. (Para saber más sobre tablas biométricas) (Informe del Instituto de Actuarios).

Veamos cómo funciona este mercado:

1. La suscripción de riesgos se realiza en el Lloyd's donde los que lo aceptan son sindicatos. Su figura es la más cercana a las compañías de seguros en nuestro mercado nacional.

2. Los sindicatos aceptan riesgos por porcentajes del mismo. En la póliza figura el número de Sindicato, sus iniciales y el porcentaje aceptado.

3. Cada sindicato responde de su porcentaje aceptado. No existe solidariedad en la aceptación, por lo que si algún sindicato del cuadro de aceptación no responde ante el riesgo habrán de dirimirse sus responsabilidades litigiosamente contra éste sin afectar a los demás.

4. Todos los sindicatos están respaldados por un Fondo Central, que opera para hacer frente a siniestros que no puedan soportar uno o más sindicatos.

5. Los riesgos se suscriben a través de dos mecanismos de mediación; a través de agencia de suscripción (coverholder) y a través de un Lloyd's broker en el mercado abierto, (open market).

6. Una agencia de suscripción es una persona jurídica que cuenta con autorización de una o varias aseguradoras domiciliadas en otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo y que le faculta para la suscripción de riesgos en su nombre.

7. En el caso del Lloyd's, una agencia de suscripción es el enlace entre el bróker de directo o el cliente y los sindicatos. Cada agencia está acreditada ante uno o varios sindicatos. Suscriben en determinadas líneas de negocio y para unas capacidades definidas, según su contrato de apoderamiento, denominado 'Binding Authority'.

8. Las agencias de suscripción no son mediadores de seguros, sino instrumentos de distribución directa de la entidad aseguradora que le haya otorgado dicho poder de suscripción. Deben contar con la autorización administrativa de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones y en caso de las que operan con Lloyd's, además deben haber conseguido el estatus de 'Lloyd's coverholder'.

9. Si se contrata por agencia de suscripción, el sindicato o sindicatos delega/n en ésta la suscripción, y en ocasiones la autoridad para resolver e indemnizar en caso de siniestro. En caso contrario, las decisiones las toma el sindicato líder, y su respuesta vincula al resto, si los hubiere.

10. Si se contrata por Lloyd's bróker, existen unas reglas tasadas de actuación marcadas por Lloyd's que normalizan el funcionamiento de sindicatos, brokers y peritos.

11. Cuando existen controversias con el asegurador, con la excepción de los grandes riesgos a que se refiere el Art. 107 de la ley 50/80 de Contrato de Seguro, se dirimen en la jurisdicción del domicilio del asegurado, tal y como informa el Art. 24 de la citada ley.

12. Lloyd's está regulado por la Autoridad de Servicios Financieros (Financial Services Authority- FSA) del Reino Unido y está obligada al cumplimiento de la Ley de Servicios y Mercados Financieros del 2000 (Financial Services and Markets Act 2000).

13. La solvencia financiera de Lloyd's está definida por la Cadena de Seguridad. Estructura única de capital de Lloyd's que consta de tres escalones y que proteje o respalda a todas las pólizas de Lloyd's.

  • Fondos de Primas de cada Sindicato. Formado principalmente por las primas de los asegurados, de los que sale la práctica totalidad de las indemnizaciones por siniestros.
  • Capital, en metálico o activos convertibles, que aporta cada miembro de Lloyd's para acreditar su solvencia aseguradora. Entra en acción cuando el primer escalón no es suficiente.
  • Activos centrales de Lloyd's, disponibles para respaldar responsabilidades de un Sindicato de Lloyd's, si primer y segundo escalones son insuficientes.

Buenas tardes,

Si tienes un seguro de viaje podría incluir Responsabilidad Civil, pero si no tiene esta cobertura y el siniestro ya se ha producido, ningún seguro ampararía hacer frente a un siniestro ya causado.

Es frecuente que la RC de la vida privada esté cubierta dentro de las coberturas del seguro de hogar; revisa si lo tienes y sería éste quien podría darte la protección que precisas.

 

La verdad es que no.

La ley 50/80 de contrato de seguro se opone a ello, protegiendo así los derechos de las aseguradoras. El Art. 22 de esta ley exige a los tomadores de seguro comunicar a la aseguradora, con una antelación de al menos dos meses, la cancelación de un contrato de seguro que tenga pactada una renovación tácita (la mayor parte de los contratos la incluyen).
Si se contraviene este precepto, la aseguradora puede oponerse a la cancelación de la póliza reclamando judicialmente el importe de prima de la renovación por incumplimiento del deber de comunicación, y alegando incumplimiento del deber de pago de prima que estipula el Art. 14, procediendo al reclamo por vía ejecutiva por aplicación del Art. 15.
La respuesta es que no. Una póliza con recibos fraccionarios, es decir, aquellos que se pagan por periodos inferiores al año, en pólizas de temporalidad anual (mensual, trimestral, semestral, otros), devenga su prima de una sola vez, pero la aseguradora da la facilidad al Tomador del seguro de proceder al pago fraccionado. No atender al pago de uno o varios de los recibos da lugar al menos a la generación de dos tipos de problemas:
  • Para el caso de primas sucesivas o siguientes a una primera, las coberturas de la póliza entran en suspenso al mes del día de vencimiento del recibo. El asegurador puede exigir el pago y cancelar o extinguir el contrato durante los seis siguientes meses. Si se trata de la primera prima, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato, y éste no llega efectivamente a perfeccionarse. En ambos casos el siniestro no será cubierto si al momento de suceder éste la prima no estuviera pagada. Una vez pagada la prima las coberturas de la póliza vuelven a entrar en vigor a las 24 horas.
  • La aseguradora puede reclamar judicialmente el importe de prima por vía ejecutiva por aplicación del Art. 15 de la Ley 50/80 de contrato de seguro.

El asegurador está obligado a la entrega al asegurado de las condiciones generales de la póliza. Si el asegurado no las firma y la aseguradora no las tiene en su poder, la aseguradora no podrá alegar ante el Juez la aceptación por parte del asegurado de cláusulas limitativas del riesgo, es decir aquellas que operan para restringirlo, condicionarlo o modificar el derecho del asegurado a la indemnización.

Si estas cláusulas figuran únicamente en unas condiciones generales respecto de las cuales se incumplió la obligación de firma por el asegurado que establece el artículo 3 de la Ley 50/80 de Contrato de Seguro (LCS), el asegurador no podrá alegarlas en su defensa para oponerse a la cobertura en caso de siniestro, ya que no podrá probar que el asegurado hubiera tenido conocimiento de ellas. O dicho de otro modo, su existencia no prueba de su conocimiento por parte del asegurado. La remisión a tales condiciones generales no es bastante, por tener un carácter genérico e indeterminado susceptible de inducir a confusión que no puede perjudicar a la parte que no ha dado lugar a ella.

Si por seguro de estudios para niños entendemos aquel seguro que permita a los hijos mantener su escolaridad, cuando esta sea costosa para sus padres, y sus padres ya no puedan costearla porque han fallecido o invalidado, hemos de decir que en efecto existe. Son seguros de protección de estudios aquellos que garantizan un capital igual al montante de los gastos de estudio y manutención del hijo menor hasta que 'este alcance el final del segundo curso de bachillerato, aunque se puede contratar para una determinada edad, con lo que se podría llegar a cubrir el periodo universitario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.