Consulta online tus preguntas de seguros
VUELVE A: Seguros de responsabilidad sector reciclaje
Reciclaje y mejora de la siniestralidad

ASEGURAMIENTO DE EMPRESAS DE RESIDUOS Y RECICLAJE

En España se ha vuelto imposible asegurar a la industria del reciclaje.

La causa de esta imposibilidad ha sido la proliferación de incendios a lo que se ha unido las dificultades para el mantenimiento de las plantillas de personal debido a la pandemia.

Según datos del mercado el coste medio de los siniestros del sector derivados de incendio ha sido de 190.000 euros con puntas promedio del entorno de 1,3 millones de euros.

La pandemia además ha originado interrupciones operativas en las empresas que no han hecho sino agravar el problema.

Afrontamos ahora el verano, y con él el aumento del riesgo de incendio.

Conviene que la industria del reciclaje mejore la gestión de sus riesgos para reducir su exposición.

  • Se debe vigilar que no se sobrepasa a la licencia concedida para la gestión de residuos no contemplados en la misma.
  • Que se dispone del personal necesario con la cualificación suficiente y formación en gestión prudente del riesgo.
  • Que las instalaciones se mantienen en perfecto estado de orden y limpieza, ya sean las instalaciones, la maquinaria y las campas de residuos.
  • Que se cuenta con un sistema de detección de incendios a la altura de los riesgos a proteger, con buen mantenimiento para adelantar la detección temprana del incendio.
  • Que no se dispone de apilamiento de baterías o bien que éstas están separadas del resto y que no tiene posibilidad de originar el incendio de las instalaciones. Lo mejor es disponer de ubicaciones pensadas a propósito, con evaluación de riesgos específica sujetas a las normas de seguridad contra incendios. Deben disponer de sistemas automáticos detección de incendios.
  • No sobrepasar la capacidad de planta, gestionando con rigor el balance entradas y salidas, separando adecuadamente y conforme lo planificado por tipología de desechos.
  • Vigilar el apilamiento para que preserve las distancias, las alturas, y la posición de las pilas.
  • Vigilar la cercanía de colindantes, distancias a las instalaciones linderas, los acopios de residuos cercanos. Valorar si es preciso colocar sondas térmicas y rociadores a intervalos.
  • Comprobar e instalar una ventilación adecuada para evitar la acumulación de polvo en lugares sensibles y con mayor riesgo de incendio.
  • Ubicar los materiales combustibles y depósitos separadamente de la maquinaria y de las instalaciones más sensibles, siendo recomendables la presencia de cortafuegos, y bocas de agua equipadas, y sondas de temperatura.
  • Prestar atención a la organización del arranque y cierre de la planta, y muy especialmente a la recepción de residuos de última hora para que sigan procedimientos de seguridad.
  • Vigilar el correcto mantenimiento de la maquinaria y vehículos de transporte. Especialmente significativa debe ser la implantación de sistemas de vigilancia de las partes móviles de la maquinaria.
Tenemos el seguro que mejor se adapta a tus necesidades