Ya ha entrado en vigor la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo consulte la ley.

Esta ley tiene por objeto incorporar al ordenamiento jurídico la Directiva 2008/48/CE que deroga la Ley 7/1995, de 23 de marzo, de Crédito al Consumo,

Gracias a esta nueva ley que se aplica sólo a personas físicas en el ámbito no profesional, en relación con créditos (pago aplazado, préstamo, apertura de crédito o medio equivalente de financiación):

- Los consumidores podrán rescindir los contratos de créditos al consumo sin penalización ni obligación de justificación.

- Los consumidores dispondrán de mayor transparencia en las operaciones de crédito y mayor y mejor información al consumidor sobre derechos y obligaciones.

- Mejora de las prácticas responsables en la relación crediticia (obligación del prestamista de evaluar la solvencia del prestatario con carácter previo a la celebración del contrato de crédito)

- El régimen de impugnaciones abre la vía de reclamación extrajudicial para la resolución de los conflictos entre consumidores y prestamistas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.