¿Se puede cancelar un seguro cuando me apetezca?

La verdad es que no.

La ley 50/80 de contrato de seguro se opone a ello, protegiendo así los derechos de las aseguradoras. El Art. 22 de esta ley exige a los tomadores de seguro comunicar a la aseguradora, con una antelación de al menos dos meses, la cancelación de un contrato de seguro que tenga pactada una renovación tácita (la mayor parte de los contratos la incluyen).
Si se contraviene este precepto, la aseguradora puede oponerse a la cancelación de la póliza reclamando judicialmente el importe de prima de la renovación por incumplimiento del deber de comunicación, y alegando incumplimiento del deber de pago de prima que estipula el Art. 14, procediendo al reclamo por vía ejecutiva por aplicación del Art. 15.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.