loading

Tengo una póliza de salud y quisiera cambiar de aseguradora; podría conservar mi antigüedad?

Esta es sin duda una de las preocupaciones importantes de los asegurados a la hora de cambiar de aseguradora.

Se debe tener mucho cuidado con algunos conceptos a la hora de realizar el cambio de aseguradora:

  • Las preexistencias: Este es el concepto asegurador que está detrás de la llamada antigüedad por parte de los asegurados. Es decir aquellas lesiones o tratamientos preexistentes que venían siendo soportados por nuestra aseguradora, y que a la hora de cambiar de compañía debemos preguntar si se nos seguirán cubriendo. Por lo general la aseguradora conocerá de estas situaciones preexistentes haciéndonos preguntas sobre nuestro estado de salud.
  • Las carencias: Son los periodos durante los cuales las coberturas de la póliza no serán plenamente eficaces. Cada aseguradora tiene sus propios plazos en función del tipo de tratamiento o servicios de que se trate. Entre 6 a 12 meses para los distintos servicios en intervenciones quirúrgicas, o ingresos hospitalarios, partos, etc.

Por lo general se debe indagar antes de proceder al cambio respecto del tratamiento a estos dos factores por parte de la aseguradora con la que queremos contratar. Si la nueva aseguradora no nos cubre alguna preexistencia, debemos replantearnos la conveniencia de quedarnos donde estamos.

En los seguros colectivos, nuestro mediador puede negociar la eliminación o limitación de estas dos trabas para el cambio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.