¿Qué cubre un seguro de defensa jurídica?

Cuando iniciamos un procedimiento judicial son varios los profesionales que pueden intervenir en el mismo para tu defensa y son numerosos los costes en los que puedes incurrir. Si tienes un seguro te garantiza dentro de los límites del contrato los siguientes gastos:

• Los honorarios de abogado.

• Los derechos y suplidos de procurador, cuando su intervención sea preceptiva (obligatoria por ley).

• Los gastos notariales y de otorgamiento de poderes para pleitos, así como las actas, requerimientos y demás actos necesarios para la defensa de los intereses del asegurado.

• Los honorarios y gastos de peritos.

• Costas judiciales, cuando el asegurado sea condenado por sentencia judicial firme.

Algunas aseguradoras garantizan, en los procesos penales cubiertos por la póliza la constitución de fianzas penales para:

  • Obtener su libertad provisional
  • Avalar su presencia al acto del juicio
  • Responder al pago de las costas judiciales, con exclusión de indemnizaciones y multas.

La mayor parte de las compañías aseguradoras, no ponen límite a los gastos en los que incurras en los procesos judiciales cuando eliges a profesionales designados por ellos mismos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.