loading

Seguros de salud

Esta es sin duda una de las preocupaciones importantes de los asegurados a la hora de cambiar de aseguradora.

Se debe tener mucho cuidado con algunos conceptos a la hora de realizar el cambio de aseguradora:

  • Las preexistencias: Este es el concepto asegurador que está detrás de la llamada antigüedad por parte de los asegurados. Es decir aquellas lesiones o tratamientos preexistentes que venían siendo soportados por nuestra aseguradora, y que a la hora de cambiar de compañía debemos preguntar si se nos seguirán cubriendo. Por lo general la aseguradora conocerá de estas situaciones preexistentes haciéndonos preguntas sobre nuestro estado de salud.
  • Las carencias: Son los periodos durante los cuales las coberturas de la póliza no serán plenamente eficaces. Cada aseguradora tiene sus propios plazos en función del tipo de tratamiento o servicios de que se trate. Entre 6 a 12 meses para los distintos servicios en intervenciones quirúrgicas, o ingresos hospitalarios, partos, etc.

Por lo general se debe indagar antes de proceder al cambio respecto del tratamiento a estos dos factores por parte de la aseguradora con la que queremos contratar. Si la nueva aseguradora no nos cubre alguna preexistencia, debemos replantearnos la conveniencia de quedarnos donde estamos.

En los seguros colectivos, nuestro mediador puede negociar la eliminación o limitación de estas dos trabas para el cambio.

 Lamentablemente la respuesta es que no. Si ahora sales de la póliza, cuando vuelvas a entrar tendrás que pasar los requisitos de selección, de la misma forma que si fuera la primera vez y te excluirán las consecuencias de lesiones anteriores, por preexistentes. Es práctica que siguen todas las aseguradoras.

Lamentablemente carecen de sentido humano, y no se adaptan a tus eventualidades económicas.

 

Un seguro de salud de cuadro médico es aquel cuyos servicios sanitarios se prestan en centros o con profesionales previamente concertados por la compañía aseguradora. Por el contrario un seguro de reembolso, es aquel otro que permite al asegurado la utilización de centros médicos, servicios y profesionales elegidos libremente por el asegurado.

Dentro de este tipo de seguros, más caro que los de cuadro médico, encontramos diversas posibilidades de reembolso, desde el 80% al 100%, y siempre dentro de unos límites agregados de gasto anual. Se entiende por reembolso el proceso que sigue el pago de los servicios prestados por los profesionales o centros sanitarios. Bajo esta modalidad, el asegurado primero paga el coste y después la aseguradora se lo reembolsa.

Es el periodo de tiempo, posterior a la suscripción de un contrato de seguro, durante el cual la totalidad o parte de las coberturas del mismo no surte efecto, o no entra en eficacia. Se utiliza para evitar el fraude en seguros. Supongamos que se quiere contratar un seguro con la idea prefijada de utilizarlo como en el caso de los seguros de salud. Preveo que voy a quedarme embarazada y contrato el seguro. La carencia impide que durante un cierto tiempo las coberturas de la póliza sean eficaces.

Usualmente la carencia se activa en concordancia con la preexistencia, aquella situación en que un daño se produjo con anterioridad a la entrada en vigor del seguro.

Supongamos una persona que tiene una lesión y desea tratársela suscribiendo una póliza de seguros, o aquella que tiene un daño en un vehículo y quiere arreglarlo con cargo a una póliza de seguro del automóvil, la preexistencia impedirá que tenga cobertura por daños anteriores a la suscripción de la póliza.

Si se vive en España donde la sanidad es universal, de calidad y "gratuita", ¿qué razones puede haber para contratar un seguro de salud?.

Desde nuestro punto de vista, habría que distinguir las diversas motivaciones, comprender los distintos modos de asegurarse y luego congeniar una cosa con la otra.

Si nuestro trabajo es tal que no nos permite acudir al médico cuando queremos, quizá es interesante contratar un seguro de salud de cuadro médico, que nos permita acudir a consultas en el momento en que queramos sin pedir permiso en el trabajo.

Si nuestro centro de salud está congestionado y pedir cita resulta un calvario, y esperar un tiempo demasiado largo, quizá es interesante de nuevo un seguro de salud de cuadro médico.

Si pensamos en utilizar sólo los servicios médicos en consultas ambulatorias, pero confiamos plenamente en la medicina pública para el internamiento y el tratamiento de enfermedades, quizá nos convenga más elegir un seguro médico que sólo proporcione cobertura seguro de salud de consultas ambulatorias.

Si precisamos lo contrario, sólo de un seguro médico para el caso de internamiento hospitalario, pero nos va bien usar la sanidad pública para las consultas, nos conviene más un seguro médico de hospitalización.

Si requerimos por el contrario, un seguro que nos permita acceder a cualquier profesional de la medicina, cualquier centro hospitalario, en España o en el extranjero, quizá sea más pertinente un seguro médico de reembolso.

En cualquier modalidad, podemos requerir además, una segunda opinión, o servicios diversos cercanos o relativos a los seguros médicos. Puede entonces ser beneficioso contratar algunas coberturas de salud adicionales y por lo general optativas.

Las diferencias entre los unos y los otros serán de precio (primas pagadas). Elegir el que más nos conviene exige meditar un tiempo sobre la necesidad real que queremos satisfacer.

El seguro de viaje más barato y más básico que puede contratarse es aquel que dispone de una cobertura de salud con un capital asegurador moderado o bajo, y que mantiene mínimos como la repatriación de heridos o enfermos y de cadáver. Puedes consultarse nuestro seguro para particulares. Seguro de viaje

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostraste las ofertas de productos y servicios que se ajusten a tus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus datos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para encontrar más información sobre las cookies que usamos y cómo borrarlas, pulse el siguiente link ley de cookies.